Abuela con el coño peludo comido y follada duro

Esta abuela lleva tiempo queriendo echar un polvo salvaje. Sin querer esperar más, contrató a un tío que supo comerle el coño peludo como nadie había hecho antes, y además se la folló duro, penetrándola con fuerza y hasta el fondo.