Chica muy caliente seduce a una vieja muy gorda

Una chica muy caliente llegó a casa de su amiga antes de tiempo, y al verse a solas con su madre, una vieja muy gorda con unas tetas enormes, no dudó en seducirla. Tras desnudarla le chupó todo el cuerpo y le comió el coño. La vieja nunca había tenido una experiencia lésbica de esa manera, y menos con la amiga de su hija.