Cuando tu secretaria es puta y tiene tetas gigantes

Cuando tu secretaria es puta y además tiene unas tetas gigantes que no se molesta en simular, los días acaban todos iguales. Cuando ya no queda nadie en la oficina, te come la polla y te la folla con sus tetas hasta que no aguantas más y la penetras.