Kianna Dior no puede negar que es una auténtica cerda

Será muy sexy, y muy morbosa con esos enormes pechos y esos rasgos asiáticos, pero la realidad es que Kianna Dior es una auténtica cerda cuando está en pleno acto sexual. Le encanta llenarse el cuerpo de aceite, jugar con las saliva y el semen en la boca, las corridas a chorro y llenarse la cara con ellas mientras come polla… Cuanto más cerdo y salvaje sea el sexo, mejor para ella.