Madre e hija se tocan de manera incestuosa en la piscina

Madre e hija, ambas pelirrojas, pasan la tarde en la piscina cuando la madre, muy cachonda, se acerca bastante a su hija y comienza a tocarla, de manera incestuosa. Una vez dentro de casa, no duda en comerle el coño aunque tiene que hacerlo a escondidas.