Pelirroja gorda y tetona recibe los pollazos de un joven

Una de sus viejas amigas tiene un hijo ya bastante grandito, en edad de follar vamos, y ella, aunque sea una pelirroja gorda, ya lo ha probado varias veces. Sus pollazos tienen algo especial que la vuelven loca, solo esperamos que su amiga nunca se entere.