Sexy madura con un negro y su pollazo

A esta sexy madura no le gusta andarse con rodeos y cuando algo le gusta va a por ello con todo. Cuando el negro apareció en su puerta, ya se estaba imaginando una enorme polla para ella sola y no tardo en invitarlo a pasar, en desnudarse y en comerse tremendo rabo. La polla era tan gorda que la dejó con la vagina abierta de par en par.