Una abuela verde que sueña con pollas

Esta abuela está obsesionada con las pollas, tanto, que cuando llega un mensajero a entregarle un paquete en casa, directamente asalta su polla, bajando sus pantalones y metiéndosela en la boca. Aunque al principio lo toma por sorpresa, no tarda en ponerse a tono, y se lleva un polvo a casa gratis.