Una clase de yoga muy productiva

Con tanto roce y tanto movimiento marcando culo y escote, el monitor de yoga no tarda en tener la polla como un mástil, y la milf se percata de ello. Resulta ser una clase de yoga muy productiva, y es que no hay mejor estiramiento de músculos que el que se hace follando.