Una polla enorme para una madura en la oficina

Esta morena madura está aburrida en la oficina, sin nada que hacer y con el ordenador estropeado. Resulta que el técnico de informática que aparece allí de urgencia está muy cachonda, y ella se deja hacer, feliz de haber despertado interés sexual en el chico. Cuando ve el tamaño de su enorme polla, es ella la que se alegra y los dos echan un buen polvazo en la oficina.